Molduras de escayola

Angelitos en molduras de escayola

3 junio 2009

La escayola es un yeso de alta calidad, se distingue del yeso común en su granulometría más fina, y en la pureza de sus materiales, conteniendo un 90% de aljez, mientras que el yeso contiene un 70% de aljez. Es un polvo blanco muy ligero, que se desplaza por el aire con gran facilidad.

Las molduras de escayola son muy sencillas, solo se requiere un molde y un poco de escayola, pueden hacerlo hasta los niños pequeños. Siempre debemos prepararla en un recipiente limpio

Antes de trabajar este material, debemos elegir un lugar apropiado para hacerlo, utilizar una bata o ropa vieja, para no deteriorarla.

La proporción de agua que utilicemos debe ser exacta, para que no quede demasiado líquida y forme luego burbujas. La escayola es más blanca y seca antes que el yeso, también es menos porosa, por ser más fino su grano.

La pasta se prepara en un recipiente, colocamos la cantidad de polvo necesaria y luego echamos el agua de a poco, hasta formar una pasta homogénea con la consistencia deseada.

Trabajos con molduras de escayola:

Haremos nuestras molduras de escayola con forma de angelitos.
Materiales:

• Molde con forma de angelitos
• Escayola en polvo
• Recipiente plástico para hacer la mezcla
• Cuchara de madera
• Cúter
• Papel de lija
• Agua

Preparación: para preparar la pasta, debemos llenar de agua el molde, y esta será nuestra medida de agua. Echamos el agua en el recipiente. Luego volcamos la escayola y la removemos bien con la cuchara para que no queden grumos. La medida de escayola que debemos echar es intuitiva, echaremos hasta que asome la escayola seca por encima del agua.

Volcamos la mezcla en el molde y dejamos que fragüe. Durante el proceso de fraguado, se produce un desprendimiento de calor.

El sobrante de mezcla, lo dejaremos fraguar antes de tirarlo, porque si lo desecháramos en el desagüe, lo atascaría.

Cuando la escayola está fraguada, desmoldamos los angelitos y los dejamos secar al aire. Las rebabas que pudiesen quedar, las recortamos con un cúter. El tiempo de secado oscila entre una semana en verano, y dos semanas en invierno, dependiendo de la temperatura y la humedad.

Cuando los angelitos están bien secos, lijamos la parte inferior y los laterales, y estarán listos para ser decorados.

Hay (1) comentarios:

  1. boris

    15 de febrero de 2011

    muy buenes los decorados

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen