Warning: error_log() has been disabled for security reasons in /usr/home/wsCm92SX7apW/masbricolaje.com/web/wp-includes/wp-db.php on line 1327

Energía solar en el hogar

Energía solar en el hogar

1 julio 2010

La energía solar fotovoltaica es aquella que convierte directamente la energía de la luz solar en electricidad, para ser utilizada de la misma manera que la energía eléctrica proveniente de la red.

Esta es una energía renovable y limpia, ya que no produce contaminación ambiente. Además, un día soleado produce suficiente energía para alimentar el hogar durante bastante tiempo.

Una instalación fotovoltaica típica puede tener una duración de treinta años, sin recibir mantenimiento. El tamaño de dicha instalación depende de las necesidades energéticas de cada hogar.

Características de las instalaciones fotovoltaicas:

Una instalación fotovoltaica para una vivienda individual puede requerir unos cinco metros cuadrados para una instalación pequeña. En el caso de instalaciones mayores, puede requerir hasta cien metros cuadrados. Estos sistemas necesitan el acceso directo a los rayos solares, sin interferencias, por ello los módulos fotovoltaicos son resistentes a la intemperie, hasta al granizo. Incluso, algunas células fotovoltaicas tienen mejor desempeño en climas fríos. Estas instalaciones están compuestas por varios paneles fotovoltaicos interconectados. A su vez, los paneles están formados por células solares eléctricamente conectadas, cuyas medidas varían entre 0,50×1.00 y 2.00×1.00m.

Las instalaciones fotovoltaicas pueden ser de dos tipos: aisladas, las que producen energía de manera independiente a la red, compuestas por generadores fotovoltaicos que producen la energía, y los acumuladores encargados de almacenarlas hasta su uso. La otra opción es que estén conectadas a la red, en cuyo caso están compuestos por placas solares, regulador de carga que evita las sobrecargas, acumuladores, encargados de proveer la energía que consumimos, un inversor que transforma la electricidad acumulada en corriente alterna, lista para utilizarse. Además tienen dos contadores, uno para la energía recibida de la red y el otro para medir el propio consumo.

Uno de los inconvenientes de esta energía es que está sometida a fluctuaciones debido a que la radiación solar varía de acuerdo a una serie de variantes: momento del día, latitud, condiciones atmosféricas. Esto hace que la energía solar incidente sea menor durante los meses de invierno, cuando los requerimientos energéticos son mayores.

La energía solar también puede emplearse para transformarla en energía térmica empleando paneles colectores que absorben el calor del sol para transformarlo en energía térmica. Esto se hace utilizando el efecto invernadero. El calor se almacena en instalaciones donde mantiene agua a temperatura elevada para usarla cuando sea necesario. Estos tanques deben contar con capacidad para almacenar suficiente agua para cubrir las necesidades del hogar durante uno o dos días. Estos sistemas se utilizan para obtener agua caliente sanitaria, climatizar piscinas, calefacción y refrigeración del hogar, también para aplicaciones agrícolas, para invernaderos o secaderos; para la industria. Si bien los costos de estas instalaciones son elevados, a largo plazo redundan en un ahorro mayor.

El único mantenimiento imprescindible de estos sistemas es la limpieza de los paneles para que reciban plenamente la luz solar. Para aumentar la potencia sólo se requiere añadir paneles nuevos.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen